Actulidad

Conoce las diferencias entre Xbox One y Xbox S


La compañía Microsoft tiene muchas cosas de las cuales ocuparse, sistemas operativos, servicios de correo electrónico, revivir lo que quedó de Nokia con sus smartphones y muchas cosas más, probablemente por eso nos hicieron esperar bastante antes de ver algo nuevo en cuanto a videojuegos, pero la nueva consola Xbox S nos trae muchas cuestiones interesantes, comenzando por una reducción en el 40% de su tamaño en comparación a sus antecesores, algo que definitivamente es genial.

Los cambios en el interior

A pesar de que se disminuye el tamaño, el peso probablemente no se reducirá mucho porque resulta que tiene la fuente de alimentación en el interior, pero la capacidad de colocarla de forma vertical con un soporte opcional y su color blanco con unos cuantos acabados negros harán que nos olvidemos de esto; en cuanto a la calidad de vídeo tenemos que darte la buena noticia de que soportara contenido 4K, así que nuestra experiencia con los videojuegos será mucho más realista que lo que hasta hoy hemos visto.

También tenemos que agregar que en lo que se refiere a microprocesador solo sabemos que será octacore, al igual que su antecesora, por lo que esperamos que tenga al menos mayor capacidad que los 1.75 GHz que ésta tenía; además hay que mencionar que para los que guardan muchos juegos, la capacidad máxima será de 2 Teras en la mejor versión. Y hablando de versiones, hay algo que todos van a aplaudir y es el precio.

Aunque hoy en día podemos encontrar una Xbox One por $299, al lanzarse esta costaba $499 y resulta que la nueva consola, la Xbox S tendrá un costo desde $299 en su versión de 500 Gb, un alivio completo para el bolsillo de los gamers.