La despedida de Pebble

Los usuarios están desilusionados con el cierre de Pebble; el 7 de diciembre se hizo oficial esta noticia Fitbit compro Pebble supuestamente para mejorar su posición y adquirir el equipo de la compañía.

La complicada situación económica, la mala calidad de sus dispositivos y un sistema operativo bastante deficiente fueron los detonantes de esta decisión.

Atrás quedo el éxito

Los tiempos de hacer millones de dólares por medio del crowdfunding para vender relojes y grandes ofertas de compra.

El sueño del crowdfunding termino y deja abandonados a miles de clientes, fue quedándose atrás poco a poco hasta llegar al fin; el cambio fue radical tras el éxito de sus campañas la primera de ellas pretendía alcanzar 100 mil dólares y recaudó 10 millones de dólares. Pebble Time apuntaba a los 500 mil dólares y gano un poco más de 20 millones de dólares, razones como esta llevaron a la compañía al egoísmo en rechazar una oferta de compra de 740 millones de dólares por Citizen, nada comparado a los 40 millones por los que al final se vendió la compañía.

Caduca la garantía

Pebble deja de ofrecer garantía a sus clientes, aunque el tiempo aún no hay expirado ya no hay empresa que respalde el funcionamiento de estos artefactos, además de retirar cualquier tipo de soporte a clientes que tiene algún problema o duda en cuanto al funcionamiento.

No más actualizaciones de software, desde Fitbit no darán soporte para la mejora o arreglo de problemas en los dispositivos existentes.

Dispositivos inservibles, es lo que quedara en el futro no tan lejano ya que las cosas que dependen de los servidores de la empresa ya no estarán disponibles.

Ni los antiguos ni los actuales dueños se hacen responsables de los clientes que confiaron en los productos.

Sobre el Autor: Nick Mattew

Quizas te guste